Por: Daniel Mercado

Aunque en materia de inversión, tecnología y cobertura ha alcanzado límites inimaginables, la televisión local toma matices preocupantes, en una sociedad que avanza de manera vertiginosa y con toque de violencia intrafamiliar, escolar y social.

El estilo de denuncia y el aire de enojo que transmiten programeros nacionales según estudios, tiende a incentivar estos hechos violentos lamentables, volviéndose en algunos casos sicarios mediáticos de moral de ciudadanos honorables que lo único que han hecho es trabajar de la mano de la ciudadanía que les ha recibido, aportando y gestionando de manera asidua beneficios a amplios sectores de la población por su accionar pulcro, humilde y solidario.

Tal es el caso de la señora Claudia Pérez Ramírez conocida como “La Tora”, quien con toda desconsideración e irrespeto trata de empañar la irrefutable imagen del Mayor General Piloto Richard Vásquez Jiménez, FARD, Comandante General de Fuerza Aérea de la República Dominicana.

La Tora mote con que se le conoce, con su tradicional leguaje soez con un historial de suspensiones por el uso de este tipo de lenguaje vulgar en contra de personalidades, ciudadanos honorables y en franca violación a lo establecido en la ley 6132 sobre expresión y difusión del pensamiento, que muchos de los que utilizan los medios desconocen.

Pero, la ciudadanía confía en la magnífica ejecutoria de la dirección colegiada que rigen los gremios periodísticos del país, que se puedan tomar correctivos al respecto.

Si se sintoniza los matutinos encuentra el desagradable enojo cotidiano, los meridianos igual y en los nocturnos por igual, creemos humildemente debemos proyectar valores positivos de los cuales somos ricos en este hermoso país que Dios nos ha entregado, para así avanzar de la mano con la proyección de un verdadero país turístico, que sucumbe, ante el irrespeto que se transmite en algunos medios de comunicación, tanto nacionales como de provincia, obviando temas de poseen el verdadero interés.

Entendemos que tenemos más cosas positivas que negativas, que proyectar y que debemos dejar de lado el estilo amarillista de periodismo que hemos adoptado, hacer un manejo adecuado de la interacción en los medios de personas que desconocen los lineamientos establecidos en las leyes y reglamentos de la comunicación objetiva y veraz.

Hago un llamado vehemente a la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía (CNEPR), al Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), para que se sancione de manera ejemplarizadora los transgresores de las reglas de la buena comunicación y se adecente de una vez por todas, el ejercicio del periodismo en la República Dominicana.

Señor presidente, sin lugar a dudas el Mayor General Vásquez Jiménez es uno de los hombres más honestos con que cuenta su gobierno, escribo con conocimiento de causas, y aunque no soy político, su gobierno hay que reconocer sin dejo de mezquindad, que ha sido uno de los que más logros ha entregado a la República Dominicana y en su área Vásquez Jiménez es parte íntegra y honesta de ese engranaje de empuje al desarrollo no solo institucional, sino de la patria Dominicana.

 

 

Pin It