Por: Daniel Mercado

Villa Enmanuel, Sosúa:- La Fundación Samaritano que preside el concejal Arismendy Medina ratificó su compromiso social con la educación en este ubérrimo municipio turístico, muestra de ello es la ampliación de varios centros educativos construido por esta entidad con miras a recibir más alumnos el próximo año escolar.

Ante la proximidad del inicio del año escolar la Fundación Samaritano ha ampliado y ya están casi terminado los trabajos las instalaciones donde funciona el Colegio Manantial de Amor, así como otros centros construidos por la entidad social que tiene en su haber unos 17 barrios entregados a ciudadanos de escasos recursos que otrora residían al lado de ríos, arroyos y cañadas.

Unos 30 años de trabajo social en favor de los más necesitados trazan la historia de una verdadera entrega desinteresada por el que menos tiene, entre otras obras la entidad construye además una moderna Cancha, mixta en el barrio Progreso de este municipio, donde adolescentes y niños podrán practicar deportes.

Algo que resaltar es la principalía que tiene la sana doctrina y la prédica del evangelio en cada proyecto que realiza esta institución sin fines de lucro.

Según una fuente de entero crédito cercana a la fundación, además de ser parte de la bujía inspiradora del hospital pediátrico Grace que se construye en este municipio, se trabaja en las ampliaciones de la oficinas con mira a la conformación de un sistema tipo MIPyMES, que permita incentivar la productividad en cada sector con financiamientos de proyectos que creen producción y empleo a los residentes en estos barrios que construye y seguirá construyendo la entidad.

De igual manera la escuela laboral que construyó la entidad en Villa Paraíso ofrece cursos técnicos de manera gratuita auspiciados por el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP), para garantizar la capacitación de los beneficiarios de las viviendas así como la motivación de instauración de los huertos familiares, entre otros proyectos que tiene que ver directamente con el desarrollo individual de las familias que reciben la bendición de un hogar, educación garantizada, salud y próximamente acceso a financiamiento a la creatividad productiva de los individuos.

Definitivamente la Fundación Samaritano, Arismendy Medina y sus miembros, nacieron para servir, Dios los bendiga.

Pin It