Por: Daniel Mercado

Santo Domingo Este:-Nuestra patria cuenta con múltiples y valiosos hombres de uniforme que con su trayectoria y sacrificio por y para la patria alcanza sitiales exclusivos para titanes que con sus aportes y experiencias solidifican el desarrollo de las presentes generaciones y la zapata de las generaciones futuras.

Tal es el caso del General de Brigada Piloto Richard Vásquez Jiménez, Fuerza Aérea de la República Dominicana, FARD (DEM), quien en la sazón es el sub comandante general de nuestra gloriosa Fuerza Aérea, quien sus experiencias en su ascendente carrera militar las ha puesto a disposición de la patria con importantes aportes a las generaciones presentes y futuras con su más reciente obra literaria “Defensa Nacional, Una Visión Histórica”

Una joya literaria que refleja una visión clara y de fácil entendimiento de importantes episodios de la historia Dominicana, constituyendose en una pieza clave en la formacion intelectual de los dominicanos .

Además de una inigualable gestión al frente de la Base Aérea de Puerto Plata que ganó el corazón de militares y civiles que le guardan un espacio reservado en su corazón por el trato afectuoso y sus disposición y capacidad para dar repuestas a su patria.

Y que decir sobre la magistral gestión en el programa integral de baseball (IPB), Integral Baseball Program, desde donde gracias a su dedicación se ha creado un espacio donde nuestras generaciones presentes se preparan para el futuro en materia de baseball aportando a la industria del deporte jóvenes prospectos.

La entidad deportiva tiene en su haber una serie de importantes campeonatos inter liga que ha venido brindado la oportunidad y el espacio que nuestra sociedad necesita para que nuestros niños, jóvenes y adolescentes tenga la importante oportunidad de desarrollarse y alcanzar el sueño de participar en un equipo de grandes ligas.

Vásquez Jiménez pertenece a una generación de hombres forjadores de talentos y con cualidades excepcionales que lo convierte en un ser humano único en su estirpe, por su vocación de servicio y entrega no son comunes en las sociedades latinoamericanas, hablar de su preparación me llevaría todo el periódico, solo les diré que es un hombre amigo de los amigos y entregado en cuerpo y alma por su patria.

Pin It