Imprimir
Categoría: Tecnologias
Visto: 1830

La vulnerabilidad se encontró en el protocolo de seguridad WPA2 utilizado por casi todos los teléfonos, computadoras y 'routers' modernos.

Wi-FI es una tecnología que usamos todo el tiempo, prácticamente todos nosotros y ahora está en serio riesgo de ser hackeada.

Los investigadores de seguridad descubrieron un defecto en el protocolo de seguridad utilizado por casi todos los dispositivos Wi-Fi modernos, como computadoras, teléfonos y routers, lo que los pone a todos en riesgo de ataque.

El académico en seguridad informática, Mathy Vanhoef, descubrió una debilidad en el protocolo WPA2, que se utiliza para proteger la mayoría de las redes y dispositivos inalámbricos, y recibe el sobrenombre de "KRACK", abreviatura de Key Reinstallation Attack.

El error finalmente podría permitir a los piratas informáticos "espiar" el tráfico en la red, algo que representa malas noticias para cualquier persona que envíe información confidencial o privada a través de una conexión Wi-Fi. En estos días, somos casi todos nosotros, aunque esto podría afectar especialmente a las empresas que utilizan máquinas de punto de venta inalámbricas.

Los hackers tendrían que estar dentro del alcance físico de un dispositivo vulnerable para aprovechar el bug, pero si están en el lugar correcto, podrían usarlo para descifrar el tráfico de la red, secuestrar conexiones e inyectar contenido en la corriente de tráfico.

Hacerlo implicaría suplantar efectivamente a un usuario que ya tenía acceso a la red para explotar la debilidad.

Para más información sobre KRACK, lo que significa para las empresas y qué hacer al respecto, pueden leer el reporte original de ZDNet en este enlace (en inglés).